Biomival gana el Concurso de Ideas Transition Cities 2015

Biomival gana el Concurso de Ideas Transition Cities 2015

 

VALENCIAECONÓMICA.- El Concurso de Ideas Transition Cities 2015 ya tiene ganadores. En la categoría Experiment, la ganadora fue la empresa Biomival con un sistema de generación de energía eléctrica a partir del movimiento de las olas del mar. Por otro lado, en la categoría de proyectos que demuestren la aplicabilidad de la tecnología ya existente a otros contextos (SIG), la ganadora fue la empresa Genera Quatro con una solución para aprovechar el agua de las piscinas públicas.

La Fundación InnDEA Valencia, a través de la red VIT Energía, ha premiado con 18.000 euros a Biomival por el coste de desarrollo de un proyecto completamente nuevo y con 6.500 euros a Genera Quatro por tratarse de un proyecto ya existente que se va a aplicar en otro contexto. Los fondos de ambas dotaciones, que ascienden a casi 30.000 euros con el IVA incluido, provienen del proyecto europeoTransition Cities, que se enmarca dentro de Climate-KIC, la asociación público-privada más grande de Europa centrada en la mitigación y adaptación al cambio climático.

El director técnico de Biomival, Rafael Aparicio, fue el encargado de exponer en cinco minutos las características del proyecto, una solución que consiste en una turbina que genera energía eléctrica a partir del movimiento de las olas del mar. “La principal novedad es que, a pesar del vaivén de las olas, el movimiento de la turbina siempre es en la misma dirección”, apuntó Aparicio.

Este generador eléctrico tiene múltiples aplicaciones. Desde proyectos a gran escala que podrían dotar de energía eléctrica a un territorio como el de la Península Ibérica hasta proyectos a menor escala como es el que se ha presentado al Concurso de Ideas de InnDEA, que consiste en carga de vehículos eléctricos.

La tecnología está inspirada en la naturaleza. Aparicio tuvo la idea después de ver los movimientos que generaba en el agua el pico del flamenco rojo mientras buscaba comida. “Sacamos un modelo del pico del ave y aplicamos su diseño para conseguir que, pese al movimiento dispar de las olas del mar, la turbina siempre obtuviera movimiento en la misma dirección”, explicó Rafael Aparicio, gran defensor de la soluciones biomiméticas para dar respuesta a problemas y necesidades tecnológicas humanas.

El resto del equipo, integrado por Manuel Quirós, Agustín Falcó y Andrés de la Fuente, no se convenció fácilmente con la primera idea de Aparicio. Pero poco a poco y, tras recibir distintos galardones, reconocimientos “y varapalos que nos ayudaron a centrar el modelo de negocio”, se fueron convenciendo de la utilidad y consiguieron llamar la atención de empresas como Repsol y Sacyr o de la Fundación Biodiversidad.

Aparicio se muestra convencido del buen ritmo del desarrollo del proyecto y espera que el equipo de trabajo dispondrá de una validación tecnológica de un prototipo funcional a escala 1:1 “en menos de tres meses”, aseguró.

Por otro lado, el representante de Genera Quatro, Roberto Belenguer, defendió la propuesta del uso sostenible del agua en centros deportivos de la ciudad. El sistema consiste en reutilizar el agua de las piscinas cuando se renueva ya que, hasta el momento, el agua se envía directamente a la red de alcantarillas. Con esta iniciativa “conseguimos darle un segundo uso en los inodoros del propio centro deportivo, riego de los campos de césped o riego de jardines de la ciudad”, explicó Belenguer.

Actualmente la ciudad dispone de 21 piscinas públicas en las que se podría aplicar el proyecto. “La cantidad de agua renovada cada día en cada piscina debe ser de 21m3 para garantizar los estándares de calidad de agua, lo que supone 7.665 m3 al año que se podrían reutilizar”, señaló el ingeniero de este proyecto de Genera Quatro, en el que Vicente Pérez, director de operaciones y uno de los socios de la empresa, también participa.

El vicepresidente de InnDEA y concejal de Innovación y Gestión del Conocimiento, Jordi Peris, presidió un jurado compuesto por representantes del Ayuntamiento, la Fundación InnDEA y la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN). Peris felicitó a los ganadores y subrayó que, de las diez propuestas finalistas, estas dos eran las que mejor se ajustaban a los objetivos del Concurso de Ideas por “su espíritu emprendedor y su clara vocación a la innovación social, siempre desde la perspectiva de la lucha contra el cambio climático”, explicó.

“Iniciativas como esta de la Fundación InnDEA, que cuenta con el apoyo de Climate-KIC, y de otras muchas que se hacen desde el Ayuntamiento de Valencia son muy necesarias para conseguir que Valencia consiga adaptarse a las necesidades de los ciudadanos desde una perspectiva de innovación y sostenibilidad”, manifestó Peris.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información