Cómo son los líderes de un grupo de trabajo con metodología ‘scrum’

Cómo son los líderes de un grupo de trabajo con metodología ‘scrum’

La gestión de procesos y del capital humano es una de las tareas más complicadas para cualquier compañía. No se trata sólo de sacar el máximo partido a los recursos, sino de optimizar el tiempo, coordinar al equipo, definir los protocolos de actuación y asignar tareas. Cuando todo esto se tiene que llevar a cabo en proyectos complejos desarrollados en entornos dinámicos, la opción más habitual es adoptar la llamada metodología ‘scrum’. ¿Qué características deben aportar quienes lideran estos grupos de trabajo?

Implementar scrum requiere de un gran conocimiento de los métodos de trabajo utilizados y algo de paciencia

Las llamadas metodologías ágiles de trabajo -la más conocida es la metodología ‘scrum’– surgieron como respuesta a la falta de planificación que, demasiadas veces, se muestra en proyectos y empresas. Sobrecostes, retrasos en la entregas y desagradables excusas de cara a los clientes u otros departamentos hacen necesaria la implementación de un nuevo método de trabajo, algo que cada vez tienen claro más entidades.

Es hora de unificar herramientas, aunar procesos y aprovechar las sinergias para ahorrar así tiempo y dinero y aumentar, como objetivo final, la motivación del equipo. Sin duda, un asunto de vital importancia que requiere de un gran conocimiento de los métodos de trabajo utilizados y algo de paciencia para su implementación. Pero ¿qué tipo de personas podrían encargarse de liderar estos equipos de trabajo ágiles?

Liderar un ‘scrum’

Entre los sistemas ágiles, el modelo más extendido es el denominado ‘scrum’ (voz inglesa que alude a la melé en rugby), un sistema que se ha demostrado eficaz en proyectos especialmente complejos y de alto riesgo, donde el alcance se va precisando durante la ejecución y en el que los integrantes del equipo colaboran estrechamente y comparten la responsabilidad del resultado del proyecto.

El ‘product owner’ es quien debe ocuparse de que el retorno de la inversión sea el adecuado

Para que esto vaya como la seda, no existirá un líder en el sentido más tradicional del término sino tres roles bien diferenciados: el ‘product owner’, el ‘scrum’ master y el equipo ‘scrum’. Los dos primeros podría decirse que son los que lideran el método aunque con funciones muy diferenciadas.

‘Product owner’, el vigilante del ROI

Por un lado, tenemos al dueño del producto, que es la persona autorizada para decidir sobre las características del proyecto. Es quien representa al cliente o departamento que hace el encargo. Sus funciones pasan por canalizar las necesidades del negocio, escuchar a las partes implicadas y convertir lo que estas demandan en objetivos de valor. Asimismo, es quien debe ocuparse de la parte económica, comprobando que el retorno de la inversión (ROI) es el adecuado.

Por otro lado, revisa el proyecto con frecuencia para que éste no pierda la perspectiva con la que se comenzó y propone las mejoras, si las hubiera, de cara a aportar el máximo valor que requiere la compañía, el servicio, el producto…

Entre las aptitudes con las que debe contar, es muy aconsejable que el ‘product owner’ tenga facilidad de comunicación, que conozca el sector de forma profunda y, por supuesto, que cuente con buena visión para los negocios.

‘Scrum’ master, el director de orquesta

En estos métodos de trabajo es necesario un gestor de equipo ágil que ejerza de posibilitador, alguien que orqueste el equipo con ritmo y compás, lo que en ‘scrum’ se conoce como ‘scrum’ master, el alma mater del ‘scrum’.

Más que un líder es un facilitador neutral que se encarga de fomentar e instruir sobre los principios. Para que este esté implementado correctamente, el master debe transmitir los principios de esta metodología a todo el equipo de trabajo, pero también comprobar que cada persona actúa en función del rol que le corresponde. Así, el ‘product owner’ no puede actuar en nombre del equipo pero tampoco a la inversa. Moderar de forma que esto no ocurra será su principal cometido.

Es necesario alguien que orqueste el equipo con ritmo y compás: un ‘scrum’ master, el alma mater del ‘scrum’

De esta forma, el ‘scrum’ master es especialista en la resolución de conflictos u otras trabas que entorpecen el progreso del proyecto. También tiene entre sus obligaciones motivar al ‘scrum team’, creando un clima de trabajo colaborativo, en el que se fomente la autogestión y se evite la intervención de terceros.

Un buen ‘scrum’ master debe conocer la metodología ‘scrum’ al dedillo, por supuesto. Pero también debe ser una persona que destaque por su vocación de servicio y su tendencia altruista, con una gran habilidad para la resolución de problemas, con dotes para la instrucción y la docencia y mucho carisma, sobre todo para cuando se implique en las negociaciones entre el dueño del producto y el equipo.

Mauri Cuadrado. BBVA

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información