Cultura recupera una técnica constructiva milenaria para restaurar el Castell Vell de Castellón

La técnica tradicional del tapial consiste en construir una estructura o encofrado que suele ser de madera, aunque puede ser también de otros materiales, dentro de la cual se vierten tandas de tierra compactada que se seca al sol.

La técnica tradicional del tapial consiste en construir una estructura o encofrado en el que se vierten tandas de arena compactada que se seca al sol.

VALENCIAECONÓMICA.- A medida que se acerca la finalización de los trabajos de restauración del Castell Vell, la fortificación recupera parte de la imagen que tuvo como representante de la arquitectura militar islámica hasta la llegada de Jaume I en el siglo XIII. En concreto, este año se ha trabajado en la valla del primer recinto y la consolidación de lienzos y de las torres oeste y sur, una restauración financiada íntegramente por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte a la que ha destinado 275.443,72 euros durante el año 2015.

Paralelamente, el equipo encargado de los trabajos también ha recuperado una técnica constructiva muy extendida desde la antigüedad por todo el Mediterráneo: el tapial. Este martes, en la colina de la Magdalena, los arquitectos del proyecto Ignasi Gil-Mascarell y Fermín Font harán una demostración de esta técnica constructiva con la que están restaurando los lienzos del recinto.

Esta técnica se remonta a épocas púnicas y se ha desarrollado a lo largo de la historia en diferentes zonas geográficas del mundo y muy especialmente alrededor del Mediterráneo. La técnica tradicional del tapial consiste en construir una estructura o encofrado que suele ser de madera, aunque puede ser también de otros materiales, dentro de la cual se vierten tandas de arena compactada que se seca al sol.

Una vez que finalicen los trabajos en febrero del próximo año, la Conselleria ha previsto toda una serie de actividades de divulgación relacionadas con la fortificación. A lo largo del primer semestre de 2016 se llevarán a cabo unas jornadas para poner en valor el Castell Vell, que tendrán lugar en el Museo de Bellas Artes de Castellón, así como una exposición arqueológica y arquitectónica de los hallazgos más importantes del yacimiento. Estas jornadas prevén acercar esta construcción emblemática a la ciudadanía de Castellón, incidiendo en el carácter didáctico de las mismas. El enfoque pretende abordar una recopilación fotográfica y de las muestras literarias y simbólicas alrededor de este edificio a lo largo de la historia.

El Castell Vell tuvo muy probablemente cierta autoridad administrativa sobre su entorno más inmediato, junto a otros sistemas defensivos costeros como Montornés. Presentaba una fisonomía adaptada a la orografía con tres áreas de fortificación: un primer recinto (soberano) o alcazaba con varias torres; un segundo recinto (yusero) que albergaba la alberca o el patio de armas, además del actual campanario de la ermita de la Magdalena; y, por último, un tercer recinto que bordeaba el segundo con una torre cuadrangular.

Los vestigios del Castell fueron precedidos por otros emplazamientos humanos que se pierden en la memoria de los tiempo ibéricos y anteriores, así como poblamiento romano a raíz de hallazgos de monedas, cerámica sigillata, entre otros tipo de materiales.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información