El crowdfunding crece en España un 114% en el último año, según el último estudio de la VIU

El crowdfunding crece en España un 114% en el último año, según el último estudio de la VIU

 

- Desde 2012 se han financiado en España proyectos por valor de más de 100 millones de euros mediante este sistema

- En el 2014, las nuevas empresas del MAB-EE han captado 4 millones menos que las empresas que han acudido al crowdfunding

Según un estudio de la Universidad de Cambridge en colaboración con la Asociación Española de crowdfunding, crece un 383% el crowdlending, el préstamo entre particulares y empresas a cambio de un tipo de interés u ofertas

- Aumentan las empresas que ofrecen capital a cambio de financiación (equity crowdfunding) y se mantiene el crowdfundingmediante donaciones

VALENCIAECONÓMICA.- El estudio sobre ‘El acceso a la financiación de las pymes en España: el caso del mercado alternativo bursátil para empresas en expansión’ realizado por la  Universidad Internacional de Valencia (VIU), refleja que el modelo de financiación mediante colaboración colectiva denominado crowdfunding está experimentando un rápido crecimiento en los últimos años ya que sólo en 2014 esta fuente de financiación aumentó en un 114% en relación al ejercicio anterior.

Así se desprende del estudio realizado por el Coordinador del  Grado en Administación y Dirección de Empresas y  Grado en Economía de la VIU, José Manuel Guaita, sobre uno de los mercados financieros más recientes como es el Mercado Alternativo Bursátil dentro de su rama de Empresas en Expansión (MAB-EE), un sistema de financiación al que, al igual que el crowdfunding, recurren pymes españolas aunque en mucho menor número.

Desde 2012 se han financiado en España proyectos por valor de más de 100 millones de euros mediante este sistema, una fuente de recursos económicos que tiene su cota de mayor crecimiento en 2014 cuando aportó 62 millones de euros a proyectos españoles frente a los 29 de 2013 y a los 10 millones de 2012.

En el MAB destaca que, contando con las nuevas compañías que se han incorporado junto con las ampliaciones de capital realizadas (doce), se han obtenido 58 millones de euros como nueva financiación y casi 95 millones por empresas ya cotizadas. Si las comparamos con el capital captado a través del crowdfunding, las nuevas empresas del MAB han captado 4 millones menos de lo captado por el crowdfunding (58 vs 62).

Según se desprende de los datos analizados en el Informe en el que se cita el estudio realizado por la Universidad de Cambridge en colaboración con la Asociación Española de Crowdfunding. Dentro de esta nueva modalidad de financiación, destaca el crowdlending, una modalidad de crowdfunding basada en el préstamo entre particulares y empresas a cambio de un tipo de interés u ofertas, que ha registrado un incremento del 383% en 2014 al financiar proyectos por valor de 13,7 millones de euros.

Le sigue el equity crowdfunding, en la que determinados socios pasan a formar parte del capital de una empresa, una fórmula que ha experimentado un aumento del 234%. En este sentido, el informe destaca que sólo en 2014 se alcanzaron 10,5 millones mediante la fórmula del equity crowdfunding frente a los 6,2 de 2013 y los 1,2 millones de 2012.

Sin embargo, el modelo de crowdfunding con menor crecimiento en 2014 ha sido el sistema de donaciones, aunque ha seguido la tendencia alcista del resto de modalidades al llegar a un 70% de aumento (0,8 millones en proyectos.

Situación de las pymes españolas

La financiación es el segundo problema de las pymes, sólo por detrás de la captación de clientes y por delante de los costes de producción, la disponibilidad de personal acreditado y la regulación normativa.

Sin embargo, según el estudio, una de cada cuatro empresas que han solicitado un préstamos en los últimos años no ha podido conseguirlo lo que ha supuesto que el 60% de las empresas consideren que la disposición de las entidades bancarias para facilitar financiación ha empeorado con respecto a 2007.

Según el trabajo de la VIU, en España hay 3.114.361 empresas, el 99.88% de las cuales son pymes cuya actividad aporta la mayor parte del valor añadido a la economía española, un porcentaje que es siete puntos superior a la media de la UE.

Así, en los últimos años se observa una fuerte “bancarización” de las fuentes de financiación de las pymes, ya que el crédito bancario gana peso frente a la financiación vía mercados de manera que en la última década esta última fórmula de financiación ha caído hasta el 22% frente al 30% de hace diez años, muy por debajo del 30% de Italia, el 45% de Alemania o el 55% de Francia o el 70% de EE.UU.

Mercado Alternativo Bursátil para Empresas en Expansión

Según el trabajo, ante esta realidad se creó el Mercado Alternativo Bursátil dentro de su rama Empresas en Expansión (MAB-EE) un instrumento financiero para las pymes creado en 2008 que persigue aumentar su proyección, crecimiento y competitividad. Aunque aún no llega a los niveles del crowdfunding, actualmente 21 empresas cotizan ya en este mercado, la mayoría de ellas empresas jóvenes, con alto contenido tecnológico y poder de crecimiento, cercanas a un desarrollo sostenible e intensivas en capital.

En este sentido, el trabajo demuestra que el crecimiento del MAB ha sido “discreto”, siendo el año 2014 el ejercicio en el que más fondos se han captado desde su creación, con 97 millones de euros.

Una cifra que difiere mucho de sus homólogos europeos ya que en el Reino Unido hay 1.104 empresas integradas en el Alternative International Markets (AIM) que generan un valor de mercado de 71.414 millones, mientras que en Alemania el Entry Standard registra las 190 empresas (con una capitalización de 24.000 millones) frente a las 180 empresas de Altenex (que aglutina empresas belgas, holandesas, portuguesas y francesas) que alcanza los 8.000 millones.

Según el informe el Mercado Alternativo Bursátil para Empresas en Expansión (MAB-EE) está aún poco “desarrollado” ya que “es una fuente de financiación para un núcleo pequeño de pymes” que “no ha madurado lo suficiente” y que “ha demostrado carencias de control y supervisión necesarias”.

El estudio analiza la credibilidad del MAB-EE afectada por determinados vaivenes financieros como el caso Gowex y concluye la necesidad de incrementar el control por parte de la CNMV, exigir mayor garantía a las empresas auditoras y a los asesores que controlan la información y evitar la excesiva sobrevaloración de empresas con alto potencial y escasos beneficios a corto plazo.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información