El sector audiovisual valenciano muestra su rechazo a la contratación de productoras foráneas para la producción de contenidos destinados a la futura corporación

El sector audiovisual valenciano muestra su rechazo a la contratación de productoras foráneas para la producción de contenidos destinados a la futura corporación

Después de la esperada publicación en el DOGV de los proyectos seleccionados por el Alto Consejo Consultivo de radiodifusión, televisión y otros medios de comunicació de la Generalitat Valenciana (presidido por el Secretario Autonómico de Comunicación) para producir contenidos audiovisuales, el sector audiovisual valenciano ha reaccionado ante lo que considera una preocupante tendencia del Consell de la Generalitat. Hace pocos meses, la contratación de empresas ajenas a nuestro territorio autonómico para la realización del video “Orgull de ser valencians” ya puso de manifiesto una aparente falta de sensibilidad del ejecutivo hacia nuestro agonizante sector.

En este momento, y según informaciones recientemente publicadas, alguna de las empresas seleccionadas en la Consulta de Mercado convocada por la Generalitat para producir contenidos destinados a los futuros medios públicos, pertenece mayoritariamente a empresas foráneas. Es el caso de la empresa VIT Valencia, con un 70% de participación del grupo MEDIAPRO. El administrador único de VIT no es otro que Jaume Roures, cabeza visible del mencionado grupo.

Las asociaciones empresariales del sector audiovisual valenciano AVANT(Associació Valenciana d´Empresas de Producció Audiovisual i Productors Independients), PAV (Associació Productors Audiovisuals Valencians), AVEDIS (Associació Valenciana d’Estudis de Doblatge i Sonorització), AVEPA (Associació Valenciana d´Empresas Productores d´Animación) y ANIMAT (Associació Valenciana d´Estudis d´Animació), muestran su más firme oposición a que las contrataciones de la futura Corporación se formalicen con productoras cuya participación accionarial mayoritaria pertenezca a empresas foráneas a la Comunidad Valenciana. Aquí hay productores, empresas y profesionales capacitados para producir los contenidos necesarios para nutrir la parrilla de la futura televisión autonómica. La obligación de una Administración Autonómica es preservar el tejido industrial propio, y nuestro sector audiovisual exige la apuesta decidida que venimos esperando desde hace demasiado tiempo.

El cierre de RTVV ha supuesto una autentica travesía en el desierto del sector audiovisual durante varios años y no existe necesidad objetiva de recurrir a empresas no valencianas para recuperar una actividad tan necesaria como urgente. La finalidad de convocatorias como ésta y las producciones que de ella se desprendan, debe ser poner en marcha al sector audiovisual valenciano.

Esperamos que decisiones como ésta puedan ser rectificadas y, sobre todo, que en el futuro próximo no se caiga en los mismos errores cometidos en el pasado.

 

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información