Estudiantes de la UPV de Gandia desarrollan un sistema basado en sensores para la mejora de la gestión agrícola

Los estudiantes del Grado en Tecnologías interactivas han presentado sus primeros proyectos.

Los estudiantes del Grado en Tecnologías interactivas han presentado sus primeros proyectos.

VALENCIAECONÓMICA.- Aprender con la práctica y resolviendo problemas que se dan en la realidad. Esta es la filosofía de enseñanza del nuevo Grado en Tecnologías Interactivas, que imparte la Universitat Politècnica de València desde el curso 2017– 2018 a su Campus de Gandia, según señala Asun Pérez, profesora de este Grado.

Hoy lunes 22 de enero, los estudiantes de primer curso han presentado sus primeros proyectos, en un acto público que ha contado con un panel de expertos que han evaluado los resultados. A él han asistido Ramon Soler, en representación de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor; Alicia Izquierdo, en representación del Ayuntamiento de Gandia; Juan Antonio Pons, de Pons Redondo Group, empresa del sector agrario; Esteban García, ingeniero de telecomunicaciones por la UPV, en representación de la empresa Necsate Solutions; Pilar Reina, de CES Joven y un grupo de estudiantes del IES Veles e Vents de Gandia.

Según Jesús Alba, director del Campus de Gandia, el acto ha sido ‘una gran oportunidad para continuar dando a conocer las competencias del nuevo Grado en Tecnologías Interactivas’. Los estudiantes de primero han realizado una demostración del proyecto que han desarrollado ante público y del panel de expertos. La actividad ha sido organizada por el director académico del Grado en Tecnologías Interactivas, Francisco J. Toledo y por profesorado del Grado, Asunción Pérez y José Marín-Roig, con el apoyo de la Subdirección de promoción del Campus, encabezada por Josep Àngel Mas.

El rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, ha explicado que ‘la UPV cuenta con una larga tradición de aprender haciendo, con prácticas de grupos reducidos, resolución de casos, trabajos en laboratorios, experimentos, la flipped classroom… Sin embargo, este Grado supone un paso más en la apuesta por la innovación educativa, ya que se sustenta en un modelo de aprendizaje basado en proyectos. Las asignaturas estarán orientadas a la generación de un producto real por cuatrimestre que, además, se pone a disposición de empresas e instituciones, reforzando así mismo el contacto universidad–empresa y la empleabilidad de nuestros titulados.’

Nuevas propuestas para los estudiantes

La presentación ha contado con una nutrida asistencia, ha sido muy participativa y se han lanzado propuestas para que los estudiantes puedan desarrollar nuevas soluciones. Alicia Izquierdo, concejal del Ayuntamiento de Gandia, ha invitado a los estudiantes a realizar prácticas en el consistorio y a proponer soluciones a las situaciones a las que se enfrentan los ayuntamientos que, según ha afirmado, siempre escuchan propuestas que mejoren la eficacia y la eficiencia de los servicios públicos: el riego de los jardines públicos, el alumbrado de las calles, la recogida de basuras o el transporte público, son ejemplos en los que, según la concejal, están trabajando las ciudades para convertirse en Smart Cities (ciudades inteligentes), con ayuda de la tecnología. Los empresarios asistentes han valorado muy positivamente el trabajo y han realizado observaciones sobre aspectos mejorables, completando así el aprendizaje de los estudiantes. Estaban García, de la empresa Necsate Solutions, ha afirmado que, vistos los conocimientos que han demostrado, antes de finalizar sus estudios serán capaces de desarrollar soluciones completamente comercializables.

Los estudiantes también se han mostrado muy satisfechos con el trabajo que han desarrollado y con lo el planteamiento del Grado en Tecnologías Interactivas. Carlos Tortosa Micó, de Ontinyent, destaca la orientación de todas las asignaturas a cada uno de los proyectos que se realizan. ‘Es una forma de comprobar que lo que estás estudiando tiene una aplicación práctica, que sirve para algo’, ha destacado.

Un proyecto para la gestión de la agricultura

Los proyectos que han presentado los estudiantes, realizados a los cuatro meses de empezar la carrera, se enmarcan en una propuesta basada en una situación real; se sitúa en una explotación agraria de grandes dimensiones, donde se practica agricultura intensiva de frutos rojos y verduras, orientada a la exportación a los mercados europeos. Sobre la propuesta, los estudiantes, trabajando en equipos de cinco, han desarrollado una red de sensores inalámbricos que recogen información de temperatura, humedad e iluminación del campo, y transmiten los datos a un nodo central para automatizar los riegos y el abono y disponer de gráficas con la evolución de los parámetros para la toma de decisiones que mejoran la calidad y la productividad, explica José Marín-Roig, profesor de la UPV.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información