Generalitat cerró 2014 con un resultado presupuestario de -4.479 millones y un remanente de -2.980 millones

Generalitat cerró 2014 con un resultado presupuestario de -4.479 millones y un remanente de -2.980 millones

VALENCIAECONÓMICA.- La Generalitat Valenciana –excluido sector público empresarial y fundacional, organismos autónomos y universidades– cerró 2014 con un resultado presupuestario de -4.479 millones de euros, frente a los -3.399 millones del año anterior, y un remanente de tesorería de -2.980 millones, frente a los -4.030,76 millones de un año antes, según la información publicada este martes en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

En rueda de prensa, el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha achacado ese resultado negativo a “operaciones de asunción de deuda financiera a través del FLA y deuda comercial a través del pago a proveedores desde las empresas públicas”, así como a la “disminución de la cuenta 409 de acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto”. “Eso hace que las obligaciones reconocidas imputadas al presupuesto de 2014 sean mayores que las de 2013″, ha explicado.

En cuanto al descenso en el remanente de tesorería, ha apuntado que es consecuencia del elevado volumen de pagos realizado a lo largo de 2014 gracias a los mecanismos de liquidez del Gobierno.

En cualquier caso, Moragues ha recalcado que “lo importante es el déficit de la Generalitat y de su sector público en 2013 y 2014 y que es una cuestión temporal que se ejecute presupuestariamente en un año o en otro y el criterio que debe prevalecer es el de devengo, cuando se han producido los ingresos y gastos, y no cuándo se han incluido en el presupuesto correspondiente”.

Aumenta el endeudamiento

De 2013 a 2014, el endeudamiento de la administración aumentó en 5.779,13 millones, 996 por el déficit autorizado, 2.221 por el mecanismo de pago a proveedores, unos 1.800 por adicional de FLA, 221 millones por financiación de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009 del modelo, cerca de 300 millones por asunción de vencimientos financieros del sector público y 170 millones por deuda titulizada sanitaria y método alemán, ha detallado Moragues.

El saldo presupuestario fue de 1.300,06 millones, frente a los -620,86 millones de 2013, al que se restan 818,04 millones de derechos reconocidos en el presupuesto que no han tenido contrapartida en gastos y se suman 69,55 millones por ejecución presupuestaria del Plan Confianza, hasta alcanzar un superávit de financiación de 551,53 millones, frente al déficit de 561,77 millones de 2013, que la Generalitat achaca al aumento en la deuda.

Moragues ha destacado que, con las operaciones de generación de crédito, se ha “acabado la legislatura sin necesidades presupuestarias, sin facturas en los cajones, sin facturas en los cajones legales –cuenta 409– y con dotación presupuestaria para todas las partidas, incluida Sanidad”, así como “en el mejor momento financiero y de pagos”, con previsión de “regularización” en junio, tras realizar pagos por 2.234 millones a través del FLA.

A preguntas de los medios, ha remarcado la reducción “a la mínima expresión, como tenía que ser”, de esa cuenta 409, que a cierre de 2014 era de unos 1.300 millones, por la desviación del déficit del 2,39 por ciento respecto al 1 por ciento autorizado.

Moragues también ha valorado que “a final de año, dos terceras partes de la deuda dependerá del Estado, nos deberemos a nosotros mismos, no pagamos intereses por ella y estamos en una situación de solvencia y sostenibilidad y viabilidad financiera”.

De cara a la próxima legislatura, opina que “no habrá necesidades presupuestarias en 2015, teniendo en cuenta que hay un FLA asignado a las comunidades autónomas y un compromiso de cubrir todos los déficits no financiados anteriores a 1 de enero de 2015 por parte del FLA y que esas operaciones lo que hacen es generar crédito para atender estos gastos”.

“La estimación es continuar con esta situación de regularización y de normalización de pagos en el segundo semestre”, ha aseverado.

Así lo ha indicado a preguntas acerca de si se cumplirá la Ley de Morosidad este año, además de citar la “significativa” reducción del periodo medio de pago por la inyección de 2.234 millones, el compromiso del Consell para “pagar en tiempo y forma”, el “mejor comportamiento” de la economía valenciana respecto a la media y la reforma del modelo de financiación, que arrancará a partir de julio, tras conocerse la liquidación correspondiente a 2013.

Negociar la financiación

Para Moragues, en esa negociación, la Comunitat parte de “una posición de ventaja, preferente, porque se ha reconocido por parte del Gobierno y del ministro de Hacienda la infrafinanciación que tiene, junto con Murcia y Baleares” y se ha “demostrado de forma clara y evidente que hay un déficit de ingresos del modelo”.

En la misma línea, ha valorado la reducción del déficit lograda por el Consell en los últimos años, pese a quedarse “a 1.300 millones de cubrir sanidad y educación” con los ingresos del modelo, y ha defendido que “el déficit público está regularizado”.

También ha afirmado que el stock de deuda, por importe de 37.000 millones, no le “preocupa especialmente” porque, pese a ser “importante”, es sólo “dos veces el presupuesto” y “cada vez se paga menos” por esa deuda, al tiempo que ha instado a “tener sentido de Estado” al considerar que “no es lo mismo” que la administración autonómica deba a la central que a bancos.

EUROPA PRESS

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información