Investigadores de la UPV aconsejan combinar poda manual y mecánica en el cultivo de mandarinas

Investigadores de la UPV aconsejan combinar poda manual y mecánica en el cultivo de mandarinas

VALENCIAECONÓMICA.- Según un estudio realizado por investigadores de la Universitat Politècnica de València, el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) y la Universidad Politécnica de Cartagena.

El empleo de la prepoda mecánica permite controlar con mayor precisión el tamaño de los árboles y el ancho de las calles, lo que facilita otras labores como los tratamientos fitosanitarios. En el cultivo de cítricos, la poda manual es uno de los procesos que más gastos genera al agricultor. Se estima que para podar una hectárea, son necesarias cerca de 100 horas de trabajo, lo que se traduce, en término medio, en un coste de 900 euros.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València, la Universidad Politécnica de Cartagena y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) ha estudiado los posibles beneficios de incorporar la poda mecánica en estos cultivos, una práctica común en países como Estados Unidos, Brasil o Australia, pero todavía poco extendida en España.

El estudio se ha centrado en el cultivo de mandarina Fortune. Los investigadores valencianos y murcianos evaluaron el rendimiento y la calidad de la fruta durante tres campañas, aplicando diferentes tipos de poda: sólo manual y dos intensidades de mecánica, con repaso manual, alternadas con la poda exclusivamente manual.

La combinación de poda mecánica con repaso manual y poda exclusivamente manual puede reducir el tiempo necesario para completar este proceso. “En este estudio, y sin que los podadores hubieran sido entrenados para combinar ambas prácticas, la reducción fue de alrededor de un 13%. Una mayor práctica permitiría realizar una poda manual más rápida cuando repasan la prepoda mecánica, con la consiguiente reducción del tiempo empleado”, añade Torregrosa.

Asimismo, el empleo de la prepoda mecánica permite controlar con mayor precisión el tamaño de los árboles y el ancho de las calles, lo que facilita otras labores como los tratamientos fitosanitarios.

La investigación fue financiada por la Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia. En 2013, recibió el primer premio a la mejor comunicación en el apartado de “Recolección mecánica en fruticultura” en el “VII Congreso Ibérico de Agroingeniería y de Ciencias Hortícolas”, celebrado en 2013.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información