IPG denunciará por administración desleal a Arturo Torró y varios ediles del PP por acumular 28 millones de deuda

Consejo de administración de IPG.

Consejo de administración de IPG.

VALENCIAECONÓMICA.- El Consejo de Administración de Iniciativas Públicas de Gandia (IPG) acordó ayer iniciar un proceso de acción social de responsabilidad ante los anteriores miembros del consejo de Administración de la mercantil pública que son Arturo Torró, Javier Reig, Víctor Soler, Guillermo Barber y Lola Moncho por una posible causa de administración desleal, al acumular una deuda de más de 28 millones de euros en 2014.  Así mismo, también se ha acordado estudiar la puesta en marcha de acciones judiciales ante determinadas operaciones y contratos que puedan resultar constitutivos de delito.

Así se evidenció a la reunión del Consejo de Administración de IPG que tuvo lugar ayer por la tarde, día 30 de noviembre, en la que también se acordó iniciar los trámites para la liquidación de la sociedad.

Paso previo para la liquidación fue la aprobación de las cuentas del 2014, con la deuda detectada de más de 38’5 millones de euros, e instar a que en 60 días la Junta General apruebe la liquidación total de la mercantil. Las decisiones fueron aprobadas con los votos a favor de los consejeros delegados del PSOE, Més Gandia y Ciudadanos, y con el voto en contra del Partido Popular.

Vicent Mascarell, presidente del Consejo de Administración de IPG, ha asegurado que “nos hemos encontrado una mercantil pública, IPG, que era una máquina de despilfarro, una cueva de enchufados, un instrumento fuera del control municipal y de la fiscalización pública. La realidad supera la ficción. Al 2014 las pérdidas han sido de más de 38 millones de euros y al 2015 ya tenemos contabilizados alrededor de 10 millones. Podemos afirmar que en las manos del PP y de Arturo Torró la mercantil, IPG, perdía cada mes 1 millón de euros, una absoluta barbaridad”.

Por su parte Emili Morant, consejero delegado IPG, ha hecho una radiografía de la empresa que se han encontrado después de la gestión del Partido Popular asegurando que “hemos hecho un proceso de desmaquillaje y desmontaje de la empresa. IPG ha perdido más de 38’5 millones de euros, la mitad corresponden a la devaluación de sus activos immobiliarios. Hemos valorado de nuevo estos activos, el esqueleto de la empresa IPG, y nos sale una pérdida de 19 millones y medio de euros. El resto de las pérdidas, otros 19 millones de euros, se deben de a una gestión llena de sospechas e irregularidades”. 

Emili Morant ha relatado como funcionaba la empresa IPG diciendo que “actuaban fuera de control y fuera de la burocracia del Ayuntamiento. IPG era como un sótano del Ayuntamiento, la cara B, donde cuando enviaban el dinero los técnicos municipales ya los perdían de vista y no se podían aplicar las medidas de control, esto permitía cometer ciertas irregularidades que nos hemos encontrado. Era como un Ayuntamiento paralelo”. 

En este sentido, Vicent Mascarell, ha añadido que “se actuaba con mucha arbitrariedad a la hora de pagar los proveedores, por eso se ha acumulado una deuda comercial de 14 millones y medio de euros. Gastaban y no pagaban, era el que hacían”.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información