Kily González, el tipo duro que enamoró a Mestalla

Kily González, el tipo duro que enamoró a Mestalla

VALENCIAECONÓMICA.- Hubo un tiempo, no muy lejano, en que la intensidad y actitud mostrada por el Valencia el sábado pasado se repetía en cada jornada. Aquel equipo estaba formado por jugadores sin excesiva calidad, sin excesivo nombre, pero de mucha raza y carácter. Uno de los futbolistas más representativos del Valencia de finales de los 90 y principios de siglo fue el Kily González. Analizamos su paso por Mestalla.

kILY METRO RED

Christian Aberto ‘Kily’ González llegó a Valencia procedente del Zaragoza en la temporada 1999/2000, justo después de ganar aquella maravillosa Copa del Rey en la Cartuja frente al Atlético de Madrid por 3-0. Kily era un jugador zurdo, de banda, aunque si bien no era un carrilero al uso, solía desempeñarse más como volante. Si uno pregunta a los valencianistas que es lo que más recuerdan del argentino, a buen seguro dirán que su disparo y su carácter. Kily González no se caracterizaba por ser especialmente habilidoso, ni por ser un especialista en el 1 contra 1. Kily más bien representaba el espíritu de aquel Valencia de hace dos décadas, valiente, atrevido, sin miedo y respeto por nada ni nadie, y con todo el mundo por conquistar. A base de furia y coraje Kily canalizaba el juego valencianista por el flanco izquierdo del ataque. Junto a Mendieta, Gerard y Farinós primero, y Rufete, Albelda y Baraja después, Kily aportaba al centro del campo ché esa dosis de mala leche que ha estado presente siempre que el Valencia CF ha sido competitivo. Además, la gran facilidad que tenía el Kily para armar su letal zurda le permitía anotar cada temporada un buen puñado de goles que, en algunos casos, resultaron de muy bella factura.

kILY

Quizá, Kily González no pueda considerarse uno de los ídolos más icónicos de las Ligas, como si lo fueron Baraja, Albelda o Ayala. Kily nunca fue una vaca sagrada en el valencia CF ni, creo, que el hubiera querido serlo. Kily representa el espíritu de aquel Valencia irreverente, contestón, molesto e incómodo de finales de los 90. Aquel Valencia que volvió a encender la llama de los aficionados, el que demostró que lo único seguro en este club es que, por muy mal que esté, siempre vuelve. Pocos jugadores en la historia reciente del Valencia mostraron tanto feeling con el respetable de Mestalla. Kily era una extensión sobre el césped  de la pasión y manera de sentir el fútbol que tiene Mestalla. Un servidor todavía recuerda un Valencia – Barça de los de antes, de los que se jugaban de tú a tú, con el Kily jaleando a la afición en el minuto 2 de partido, sí amigos, en el 2. Puro carácter.

El final de Kily González en el Valencia vino precipitado por la irrupción de un jovencísimo Vicente Rodríguez. El puñal de Benicalap llegó pisando fuerte, y Kily decidió hacer las maletas rumbo a Milán para defender los colores del Inter. Sin embargo, Kily González siempre permanecerá en el corazón de todos los valencianistas. El argentino ha manifestado en todo momento que a parte Rosario Central, el club de sus amores en Argentina, su segundo equipo siempre será el Valencia. Actualmente Kily es secretario técnico de Rosario Central, y ha manifestado que le gustaría hacer carrera en el fútbol, bien como director deportivo bien como entrenador.  Quizá algún día Kily vuelva a Mestalla a velar por los intereses de su Valencia, ojalá.

kILY INTER

@ValEcoDeportes

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información