La Consell registra en febrero su tercer mejor Perido Medio de Pago (PMP)

Palau de la Generalitat Valenciana

VALENCIAECONÓMICA.- El Consell ha registrado en febrero un Periodo Medio de Pago (PMP) a los proveedores de 35,03 días, lo que supone el tercer mejor registro desde que existe la estadística del Ministerio de Hacienda (septiembre de 2014).

Con estos números, la Generalitat se mantiene muy lejos de la línea roja de los 60 días que establece la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera para la adopción de determinadas medidas a pesar el incumplimiento de la promesa del presidente del Gobierno central de que para 2017 habría acordado un nuevo sistema de financiación autonómica.

El actual modelo, caducado desde el 1 de enero de 2014, comporta una infrafinanciación crónica para la Comunitat Valenciana y otras autonomías, que está lastrando la mejora interanual del PMP registrado por la Comunitat Valenciana. Los 35,03 días representan una cifra muy cercana al cumplimiento de la Ley de Morosidad (30 días) y muy lejana al máximo histórico de 99,07 días registrado en marzo de 2015. El Consell ha reducido en más de 64 días el Periodo de Medio de Pago respecto al máximo histórico, un descenso del 65%.

En noviembre de 2017, hace solo tres meses, se situaba con 53,80 días.

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha destacado tras conocer estos datos que la reducción en términos interanuales de la Generalitat “es todavía más considerable si tenemos en cuenta que seguimos sin disponer de un nuevo sistema de financiación que acabe con las desigualdades y el agravio que sufre la Comunidad Valenciana, que recibe unos ingresos muy por debajo de lo que le corresponde”.

“El Gobierno central -ha continuado el conseller – se comprometió a tener aprobado un nuevo modelo de financiación autonómica en 2017 y sigue incumpliendo su promesa. Es una vergüenza que los proveedores valencianos tengan que ser los paganos de la inacción del Ejecutivo central”.

Estas cifras se generan por esta falta de recursos ya que, como se ha corroborado una vez más en un estudio reciente, la Comunitat Valenciana gasta menos que la media del conjunto de las autonomías y, desde 2003, fue el segundo territorio donde menos creció el gasto.

Menos de la mitad de deuda comercial

Según los datos conocidos hoy, la deuda comercial del Gobierno valenciano se sitúa en febrero de 2018 en 794,3 millones de euros, mientras que hace justo un año ascendía a 1.078,6 millones, lo que supone una reducción del 26,3%. En febrero de 2016, la deuda comercial con los proveedores era de 1.431 millones.

El descenso de febrero de 2018 es todavía más pronunciado si se compara con febrero de 2015, cuando el volumen de deuda comercial de la administración valenciana ascendía a 1.825,9 millones de euros, más del doble del actual (794,3 millones). La comparación entre estos dos períodos nos deja una variación del -56,5%.

Además, de los saldos totales, el importe correspondiente a deuda arrastrada de ejercicios anteriores se ha minorado de forma drástica. En febrero de 2018, suponía 312,6 millones (de los 794,3 millones); en el mismo mes de 2017, ascendía a 505,2 millones; en febrero de 2016, a 899,2 millones; y en 2015, a 1.173,2 millones, casi cuatro veces más que en la actualidad.

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información