La Generalitat rehabilita la antigua lonja de Dénia

La conselleria de Vivienda ha invertido 846.293 euros en la rehabilitación de la vieja nave, destinada a la venta de pescado, donde se ubicará la Oficina de Turismo de Dénia, un museo y exposiciones.

La conselleria de Vivienda ha invertido 846.293 euros en la rehabilitación de la vieja nave, destinada a la venta de pescado, donde se ubicará la Oficina de Turismo de Dénia, un museo y exposiciones.

VALENCIAECONÓMICA.- La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha visitado las obras ya finalizadas de la rehabilitación integral de la antigua lonja de pescado de Dénia que ha llevado a cabo la Generalitat. Las actuaciones comenzaron en junio del pasado año y han supuesto una inversión de 846.293 euros.

Tras conocer el nuevo recinto, Salvador ha asegurado que “esta nave restaurada se va a convertir en un edificio de uso sociocultural donde se va a instalar la Oficina de Turismo de Dénia, al tiempo que albergará un museo marítimo y una zona para exposiciones temporales, celebraciones de conferencias, charlas o cualquier otra actividad cultural”.

La consellera, que ha estado acompañada, entre otras personas, por el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, ha añadido que “la Generalitat ha dado vida a un edificio viejo y en desuso al rescatar la antigua lonja, situada en el puerto de Dénía, y abrirla a la ciudadanía al darle un contenido útil y en este caso versátil donde se beneficien no sólo los habitantes sino también los visitantes y turistas que frecuentan esta ciudad”.

La rehabiltación

Para ello, la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha invertido 846.293 euros en las obras integrales de la vieja nave rectangular que albergaba la lonja destinada a la venta del pescado de cerca de 36 metros de largo y más de 11 metros de ancho.

Según ha descrito Salvador, la obra ha consistido en el refuerzo de la cimentación y los pilares, ejecución de solera de hormigón armado, sustitución de las cerchas de madera y sustitución de la cubierta de fibrocemento por una de vidrio sobre la que se ha colocado una malla metálica que tamiza la luz y la protege de la radiación solar. Se han saneado los paramentos tanto exteriores como interiores y se han ejecutado aseos así como la instalación de climatización.

El pavimento, diseñado exclusivamente para la obra, simula una fotografia del mar pixelada, y la malla metálica de la cubierta, simula una red de pescadores, con un resultado sorprendente. La parte exterior que ocupaba el añadido, se ha pavimentado con el mismo pavimento que el interior, con una textura más rugosa para cumplir con el índice de resbaladicidad, como recuerdo de la edificación derribada.

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información