La patronal de contratistas de obra pública reclama un empuje de las inversiones para crear empleo

La patronal de contratistas de obra pública reclama un empuje de las inversiones para crear empleo

VALENCIAECONÓMICA.- La Federación de Empresas de la Comunitat Contratistas de Obras de la Administración (Fecoval) reclama “un empujón en inversiones, que es el lastre de esta legislatura, para crear empleo” y advierte de que el nivel actual “no crea empleo, sino que lo destruye”, en palabras de su presidente, José Luis Santa Isabel, quien ha subrayado la caída de la inversión pública en un 87 por ciento desde 2008.

Así lo ha indicado a los periodistas antes de la presentación de la nueva web corporativa y de un catálogo que recoge los últimos 25 años de obras de la federación, un proyecto “importante para que el público vea que no todo se hace mal y que, además, este sector es muy importante en el desarrollo de la economía valenciana”.

Santa Isabel mantiene que “tan importante como reducir costes es hacer inversiones que permitan, en el futuro, generar empleo estable” y asegura que con una inversión equivalente al 2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), el sector sería capaz de “crear 1,6 millones de empleos” frente a los dos millones perdidos. Como ejemplo, apunta que los primeros 18 países europeos tendrán una inversión en infraestructuras en torno al 2 o 2,3 por ciento entre 2016 y 2017 y, en España y Austria, de entre 0,8 y 1,3 por ciento.

El dirigente de Fecoval opina que “la demonización del sector de la construcción que se ha vivido durante cuatro años en todos los ambientes” ha dado paso a “una concienciación clarísima dentro del sector político, de cualquier color, de que la construcción es un sector que hay que potenciar otra vez porque ocupa un espacio indudable en el progreso de la economía y en la creación de empleo”.

Promesas del ministro Montoro

En cuanto a los compromisos del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la reunión del pasado sábado, asegura creer “en las peticiones” del empresariado, “más que las promesas del ministro”, a lo que agrega que “nunca” han “pedido más dinero del que se asigna a las inversiones regionalizables, sino un criterio justo de reparto”.

Al respecto ha señalado que, con un peso en torno al 10 por ciento en PIB y población, la Comunitat “nunca ha pasado del 6 por ciento de inversión en los últimos 14 años y eso ha creado un déficit de inversión directa, con un agravio fundamental respecto a otras comunidades”, que “no es una pataleta, es un agravio objetivo”.

El presidente de Fecoval considera que “sensibilidad existe” y también una “mejora en la palabra, en los hechos todavía no”, ya que “la inversión y el empleo en la Comunitat han seguido bajando, al revés que toda España”, al estar “maltratada en inversiones”. “Los hechos están por llegar pero por algo hay que empezar”, ha aseverado.

A su juicio, “durante cuatro años se ha estado peleando en un desierto, ahora parece que hay una sensación de que todo el mundo se ha dado cuenta de que es importantísimo las inversiones para crecer en competitividad, reducir costes y crear empleo”.

Según Santa Isabel, “la Comunitat hace 20 años había que hacerla porque había estado parada durante mucho tiempo y se han hecho muchas cosas, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias, criticable o no pero que ha puesto a Valencia en el mapa” y, ahora, los retos pasan por la rehabilitación y el mantenimiento de las infraestructuras ya realizadas, junto a la construcción del Corredor Mediterráneo, centros logísticos y los proyectos hídricos y autovías pendientes.

En concreto, ha apuntado que la costa valenciana es “muy turística, pero también muy antigua y se necesitan muchas inversiones para rehabilitar edificios y mantener el nivel”, punto en el que insta a “resolver muchos temas administrativos y fiscales” y “crear los cauces” para atraer fondos europeos que permitirían “rehabilitar espacios turísticos para mejorarlos y para restaurarlos”.

Por su parte, la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, opina que “este sector no está demonizado, hacen falta todavía infraestructuras, mucho más selectivas y no de tanta cuantía económica”, y “genera puestos de trabajo de forma muy rápida”.

“La construcción ha sufrido una reconversión y una pérdida de puestos de trabajo brutal”, ha recalcado Bonig, quien insta a “tener en cuenta” al sector y valora las iniciativas sobre rehabilitación.

También ha valorado que Montoro ratificó la apuesta del Gobierno por el Corredor Mediterráneo y fue “sensible” a la mejora de la línea Zaragoza-Sagunto y que, además, “es importante que todas las inversiones previstas en el presupuesto se vayan ejecutando de acuerdo con los compromisos adquiridos”.

El Corredor es una realidad

Bonig ha defendido que “el Corredor Mediterráneo está siendo ya una realidad y ha dejado de ser un power point”, ya que “en tres años se ha presentado un proyecto, se ha licitado y se está ejecutando”.

A preguntas de los periodistas por los retrasos en esta actuación, los ha achacado a la modificación en el tramo entre Castellón y Tarragona, a petición empresarial, y en cuanto al tramo Valencia-Sagunto, que “los proyectos hay que supervisarlos” y las obras “empiezan cuando los técnicos deciden”.

EUROPA PRESS

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información