La silla TNK Flex de Actiu, premiada con el German Design Award

La silla TNK Flex de Actiu

VALENCIAECONÓMICA.- La silla operativa TNK Flex de la compañía Actiu, referente en el sector del mobiliario para espacios de trabajo y contract, ha recibido uno de los premios más prestigiosos del ámbito del diseño, el German Design Award, que concede el Ministerio germano de Economía y Tecnología.

Este galardón acredita el valor añadido que aporta el diseño de la TNK Flex, una silla operativa y direccional de alto nivel tecnológico, diseñada por Alegre Design.

El jurado del German Design Award, del que forman parte diseñadores y arquitectos de renombre, académicos y empresarios ligados al mundo del diseño, valora los productos seleccionados de acuerdo a criterios de concepto general, calidad del diseño, innovación, estética, funcionalidad, simplicidad de uso, sostenibilidad, rentabilidad, calidad técnica, perdurabilidad y técnicas de producción, entre otros. Este premio, referente en el sector de la sillería de oficina, supone un honor especial, ya que es el propio Consejo Alemán de Diseño el que elige los productos que se evalúan y posteriormente se galardonan, tras un análisis profesional e imparcial.

“Este premio es la prueba del compromiso de Actiu con el diseño, que le ha valido el Premio Nacional del Diseño, de la mano de diseñadores de primer nivel como Alegre Design. Es un honor y un reconocimiento al buen trabajo ser reconocidos por esta competición tan prestigiosa, que aplica los estrictos estándares del mercado alemán, y que es un referente en el sector de la sillería de oficina”, explica la compañía.

Prestaciones tecnológicas

TNK Flex es una silla operativa y direccional de alto nivel tecnológico que se anticipa, de forma intuitiva, a las necesidades del usuario, adaptándose a la morfología y movimientos del cuerpo humano y ajustando el respaldo y el asiento como si de una segunda piel se tratara. Aúna prestaciones, calidad, ergonomía, diseño y competitividad.

Supone una evolución ergonómica innovadora, ya que recoge y acoge la espalda ajustándose de manera automática a todos sus movimientos, sin que el usuario deba activar ningún mecanismo.

“En una sociedad de cambios constantes en la que las adaptaciones deben realizarse en un tiempo récord, el mobiliario ergonómico se ha convertido en una herramienta más dentro del entorno de trabajo actual que debe facilitar los buenos hábitos ergonómicos. Un mobiliario que sume y no que reste, que influya de manera positiva en la salud, la efectividad y la calidad del trabajo desarrollado por el usuario”, comenta Marcelo Alegre.

La sustentación de la TNK Flex se basa en una tecnología que se emplea en la cabina de los camiones, un asiento suspendido que aporta una sensación de gravidez.

La zona de contacto con el usuario está dotada de cámaras de aire en la espuma del asiento, una innovación aplicada a las sillas de oficina que favorece la compresión y descompresión, de forma que el asiento acoge, absorbe y adapta su forma a las necesidades específicas del usuario, creando una sensación de equilibrio y bienestar.

El asiento es el punto a partir del cual el usuario se apoya en un respaldo totalmente adaptable, (altura, inclinación, torsión) que interpreta los movimientos del usuario y se adelanta a ellos, lo que le facilita una libertad total de movimiento en su trabajo diario, manteniendo en todo momento una postura correcta y máxima eficiencia.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información