LA UNIÓ denuncia que sólo un 19 % del precio al consumidor repercute en los agricultores y ganaderos

Transmisión de precios

VALENCIAECONÓMICA.- LA UNIÓ de Llauradors, tras analizar los datos proporcionados por la nueva herramienta de seguimiento de precios de los alimentos de Eurostat, resalta que en España sólo un 19,2 % del precio pagado por los consumidores en alimentación repercute sobre los productores.

Los datos de Eurostat reflejan que esta cifra es de las más bajas de los países de Unión Europea y reafirma la crítica continuada de la Organización Agraria sobre el deficiente funcionamiento de la cadena alimentaria y en la necesidad de una urgente revisión. En el caso de España, el componente de los precios pagados a agricultores y ganaderos que se refleja en lo que pagan los consumidores es sólo un 19,2 %, el segundo más bajo de los países cuyos datos se muestra y muy alejado de países Alemania, donde alcanza el 48,3 %.

Aunque la herramienta de seguimiento de precios de Eurostat de cómo se transmiten de los productores a los consumidores maneja cálculos basados en datos existentes de 2005 a 2014, desde la entrada en vigor de la Ley 12/2013 de Medidas de Mejora de Funcionamiento de la Cadena Alimentaria, se constata que la situación no ha mejorado.

Las conclusiones sobre la evolución del diferencial entre precios en origen y al consumidor de los productos frescos de consumo más habituales revelan que en estos últimos años este diferencial se ha mantenido invariable o estable en 9 productos de los analizados (ternera, cordero, calabacín, cebolla, judía verde plana, pimiento verde, tomate redondo liso, zanahoria y limón), ha descendido en 4 (naranja tipo Navel, clementinas, peras y huevos clase M) y ha aumentado en 8 productos (pollo fresco, conejo de granja, cerdo, patata, acelga, lechuga romana, manzana Golden y plátano).

La organización considera que los datos apoyan su petición de una revisión urgente de la Ley de la Cadena Alimentaria para hacerla más ambiciosa en sus instrumentos y en sus objetivos, con el fin de mejorar los precios que perciben los agricultores y ganaderos por sus producciones, sin que ello implique perjuicios por los consumidores.

En este sentido, a través de su organización estatal Unión de Uniones ha presentado al Ministerio sus propuestas sobre la definición de posición de dominio del mercado y el abuso que se ejerce desde la misma, así como observaciones al proyecto de Directiva Europea sobre Prácticas Comerciales desleales, que se debate en la UE, para mejorar la protección a los productores.

La organización espera que el Ministerio concrete sus líneas de trabajo para “conseguir un marco de relaciones más justas y equilibradas entre los actores de la cadena alimentaria”, tal y como anunció el ministro de Agricultura, Luis Planas, en la presentación de su programa de acción para la Legislatura y se apresta a colaborar en dicho objetivo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información