La Universitat de València recorre en una exposición el original e irreductible universo de Carles Santos

La Universitat de València recorre en una exposición el original e irreductible universo de Carles Santos

VALENCIAECONÓMICA.- Carles Santos (Vinaròs, 1940) está considerado como uno de los artistas más prolíficos e interesantes de la vanguardia española de las últimas décadas. Sus impactantes y siempre provocadores espectáculos, sus conciertos, así como sus propuestas multitudinarias (JJ.OO Barcelona 92, la celebración del V Centenario de l’Any Borja, o el concierto para mil músicos en los actos inaugurales de la Bienal de las Artes en el Museo Príncipe Felipe) han proyectado sobre él una imagen de ‘enfant terrible’, de artista inclasificable que con frecuencia obstaculiza un conocimiento más profundo de una obra distinguida con multitud de premios.

La Universitat de València ha producido y muestra en una ambiciosa exposición -una de las más grandes realizadas hasta la fecha-, el original y provocador imaginario del artista castellonense. ‘Univers Santos. El fervor de la perseverancia en Carles Santos’ recorre en el Centre Cultural La Nau los 50 años de trayectoria de este artista integral que aúna en una persona las figuras de músico, compositor, director musical y teatral, creador visual, autor de obras cinematográficas y dramaturgo. La exposición se convierte en la antesala al homenaje que la Universitat tiene previsto realizar el próximo día 23 de junio, cuando en el marco de la ‘Nit de Sant Joan’ la institución le otorgue su medalla en el Claustro de La Nau. La Fundación Caixa de Vinaròs, CulturArts o el IVAM se han sumado a este proyecto y ofrecerán conciertos en el marco del festival de Música Contemporánea Ensems y Serenates al Claustre, así como un ciclo de cine dedicado a Carles Santos que se celebrará en el IVAM, entre el 7 y el 10 de julio.

La muestra, que está comisariada por Josep Ruvira, podrá visitarse hasta el próximo 30 de agosto a lo largo de dos salas de La Nau, la Estudi General y la Sala Acadèmia, la más grande del edificio histórico universitario. La exposición reúne sus obras cinematográficas, un sinfín de elementos escenográficos de sus espectáculos, imágenes inéditas, las últimas producciones del artista y más de una decena de sus singulares pianos intervenidos. La exposición se ha presentado este martes en una rueda de prensa que ha contado con las intervenciones de Antonio Ariño, vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València; Josep Ruvira, comisario de la exposición; y el artista Carles Santos.

Antonio Ariño ha destacado la obra “en constante metamorfosis y proceso de transformación de un artista cuyo imaginario entronca con la tradición histórica de lo grotesco”. Durante su intervención ha anunciado, además, que el resto de universidades públicas valencianas se adhieren al homenaje que la Universitat de València rendirá al artista con la concesión de la medalla de la institución y que todas crearán el Premio de Artes Plásticas Carles Santos.

Carles Santos, que se ha definido como un “artista clásico”, ha manifestado su satisfacción ante esta gran exposición, a la que ha invitado a venir como mejor manera para conocer su universo, que ha preferido no detallar, para que cada cual lo descubra.

“Estamos ante una de las exposiciones más grandes realizadas a Carles Santos. En ella están las claves, las constantes de su universo, pero no podemos hablar de exposición retrospectiva, porque Carles Santos siempre introduce variaciones en su producción artística, que nunca da por acabada como cualquier producción musical. Santos está permanente en un estado de ‘work in progress’”, desvela Ruvira de un artista con un variado repertorio inspirado “en las vanguardias, el conceptualismo, el minimalismo musical americano o la conciencia posmoderna”. Una intersección de diferentes lenguajes artísticos, en los que Santos hace converger la música, el teatro y las artes plásticas y en los que imperan temas como la religión, la gastronomía y el erotismo. Y por encima de todos ellos el piano, convertido en poemas visuales y que materializa visualmente con la serie de pianos intervenidos expuestos.

‘Univers Santos’ pretende dar pistas, establecer enlaces, introducir una perspectiva y, en definitiva, configurar un mapa, quizá imaginario, con el que orientarse en una obra que para la mayoría solamente ha llegado de forma fragmentaria.

Univers Santos a través de videomontajes

La Sala Estudi General de La Nau muestra seis grandes videomontajes de aquello que constituye la parte más sintética y compleja de su obra, sus óperas o dramas musicales, cuya puesta en escena concita todas las habilidades y lenguajes artísticos con los que Carles Santos trabaja.

Los videomontajes aluden a seis grandes constantes del imaginario poético del artista: el piano, al agua y el mar; el sexo, la perversión y la religión, el gigantismo y la ingravidez; el cuerpo y la gastronomía, y las multitudes y los grandes espacios. En este espacio se expone una selección de impactantes fotografías históricas de diferentes formatos realizadas por el artista y extraídas de series fotográficas como ‘La Polpa de Sta. Percinia de Clavicònia’, ‘Els ulls dels fills de Bach’ o ‘Caligaverot’, entre otras. También se muestran, publicaciones bibliográficas y discográficas, partituras y carteles, que dan cuenta de su trayectoria artística en todas sus facetas y que tienen como común denominador la estética constante del mundo onírico imaginado por Santos.

Piano: fetichismo o centro del universo

La serie de los ‘pianos intervenidos’ protagoniza la Sala Acadèmia del edificio. Si la primera parte tenía un componente más histórico, esta sala reúne las creaciones más recientes en las que el piano ocupa un papel fundamental. En este espacio se muestra una decena de pianos que han sido transformados por el artista en originales elementos artísticos. El público podrá contemplar el ‘piano perverso’, con grandes zapatos de tacón; el ‘piano turbo’, con una hélice clavada que muestra la relación del artista con el mar; el piano que escucha; el piano salpicado de pintura y el alquitrán; el fin de la vida del piano…

El piano es la pulsión del universo Santos; su deseo, su anhelo, el punto de partida de su genealogía artística. Y si bien en la primera sala el considerado por muchos ‘rey de los instrumentos’ ocupaba un espacio protagonista en las creaciones filmográficas es aquí, en la Sala Acadèmia, donde adquiere una dimensión como objeto fetichista y representa las diferentes relaciones que establece con el artista: piano/tortura, piano/trabajo; piano/deseo, piano/sexo, piano/fin…

La mayoría de estos pianos están acompañados de elementos escenográficos de gran tamaño y son mostrados con una iluminación teatral -en las que ha colaborado el director escénico e iluminador Carles Alfaro- resaltando todo su espesor significativo.

No es la primera vez que la Universitat de València participa en la producción artística de Carles Santos; ya lo hizo con el encargo e interpretación a cargo de la Orquestra Filharmònica de la Universitat de València del oratorio ‘L’adéu de Lucrècia Borja (2001)’, que más tarde se convirtió en ópera.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información