La UPV clausura el curso con 57 nuevos doctores y 28 premios extraordinarios

doctorados UPV

VALENCIAECONÓMICA.- El rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, ha indicado durante el acto de clausura del curso que “hacer un doctorado consiste en crear nuevo conocimiento, descubrir y desarrollar nuevas habilidades; y en un contexto como el actual, en el que la economía del conocimiento se ha convertido en el eje sobre el que debería girar todo lo demás, los doctores son esenciales para las universidades, pero también para el sector productivo, para las instituciones públicas y privadas, en las que son tan necesarios el análisis crítico, de evaluación y síntesis, y las nuevas ideas”.

En este sentido, Mora ha subrayado la necesidad de “impulsar nuestra capacidad de investigación, desarrollo e innovación”, reconocida “por todo tipo de informes y asumido por todas las formaciones políticas”. Pero, como ha recordado, con un gasto interno en I+D en 2016 del 1,19 % respecto al PIB, la media española sigue estando muy alejada de la europea, que se sitúa en el 2,03%.

El rector ha finalizado su discurso expresando que desde la Universidad “seguiremos con la demanda de más inversión en educación y en investigación. Nuestra misión es convencer a los gobernantes de aquí, de Madrid y de Bruselas, con nuestro trabajo y nuestros resultados”.

Arte, ciencia e innovación: conservación y restauración del patrimonio y su puesta en valor

La catedrática del Departamento de Conservación y Restauración de Bienes Culturales e investigadora del Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio de la Universitat Politècnica de València, Pilar Roig, ha sido la encargada de pronunciar la lección de clausura del curso académico 2017-2018.

Reconocida a nivel internacional, Pilar Roig ha dirigido las restauraciones de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados, la Parroquia de San Pedro Mártir y San Nicolás Obispo y la Real Parroquia de los Santos Juanes, entre otros emblemáticos monumentos valencianos.

“Uno de los momentos más intensos de nuestro trabajo es precisamente contribuir a descubrir los restos originales y darles unidad y sentido a los fragmentos, introduciendo un nuevo orden estético”, ha apuntado la catedrática.

Para ello, “es fundamental educar la mirada, la forma que aprendemos a observar, más allá de ver con una actitud abierta, reflexiva y crítica, buscando el equilibrio entre la razón y la emoción del acto creativo, combinando la humildad con la decisión, el buen hacer con la innovación y la sensibilidad con la cultura”.

57 nuevos doctores y doctoras y 28 premios extraordinarios

En el acto, se ha investido a 57 nuevos doctores y doctoras, y se han entregado 28 premios extraordinarios de tesis doctoral, que reconocen públicamente las mejores tesis defendidas entre 2015 y 2017 en la Universitat Politècnica de València. Se valora no solo las mejores calificaciones del tribunal, sino también la trayectoria de los doctores a través de los artículos publicados, la participación en proyectos de I+D o en spin-off, las estancias de investigación, las actividades de divulgación…

Nuria Matarredona ha sido la encargada de agradecer el reconocimiento público recibido. “Hoy quiero recordar a nuestros directores y tutores, que depositaron su confianza en nosotros. Gracias también a los colegas que se interesaron por nuestros trabajos y los enriquecieron con sus sugerencias y, por supuesto, gracias a nuestra alma mater, la Universitat Politècnica de València, porque este premio no solo supone el reconocimiento a la a labor realizada hasta el momento, sino que es un espaldarazo, una dosis de ánimo que nos recuerda que no debemos desistir”, ha manifestado la nueva doctora.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información