La UPV presentará un prototipo funcional para un pasajero en la siguiente ronda de la competición Hyperloop

•La Universitat Politècnica de València se alía con la Universidad de Purdue (EE UU), la 20ª mejor del mundo en aeronáutica, para desarrollar juntos una cápsula a escala.

• La Universitat Politècnica de València se alía con la Universidad de Purdue (EE UU), la 20ª mejor del mundo en aeronáutica, para desarrollar juntos una cápsula a escala.

VALENCIAECONÓMICA.- De los planos en papel a la construcción de un prototipo viable hay mucho trecho. En enero de 2016, el equipo de la Universitat Politècnica de València ganó el primer premio de Diseño en la SpaceX’s Hyperloop Pod Competition Design Weekend, el certamen lanzado por Elon Musk para impulsar el tren del futuro, un revolucionario sistema de transporte terrestre que alcanzará los 1.000 km/h. Ahora el equipo valenciano trabaja a contrarreloj para presentar a finales de agosto una cápsula a escala que sea capaz de circular a altas velocidades levitando dentro de un tubo casi al vacío con un “pasajero” dentro.

Para este desafío tan grande, la UPV no está sola. Recientemente ha firmado un acuerdo de colaboración con la Universidad de Purdue (EE UU), cuya Escuela de Ingeniería (conocida como la Cuna de Astronautas) ha sido determinante en la historia de la aviación y la aeronáutica estadounidense. De hecho, en la actualidad, es considerada una de las más 20 mejores del mundo, según el ranking QS de 2017. Han creado un equipo mixto para competir juntos en la siguiente ronda.

Purdue and UPV Atlantic Hyperloop Design Team: una colaboración transatlántica

Y así, la UPV y Purdue están poniendo a punto el primer prototipo diseñado entre Europa y América, al que han llamado Atlantic II. La cápsula alojará un habitáculo para un dummy (un maniquí de los empleados en las pruebas de seguridad de vehículos) y tendrá que alcanzar entre 150 y 350 km/h en la pista que Elon Musk ha construido en California. Cierto que está lejos de los 1.000 km/h que el Hyperloop prevé rebasar una vez la tecnología esté plenamente desarrollada. Pero se trata de una primera aproximación y, para la organización del concurso, garantizar la seguridad es prioritario.

Antes, el Atlantic II tendrá que superar una serie de tests para asegurar que es un prototipo viable para la circular por el tubo, lo cual incluye desde una prueba estructural a un ensayo en cámara de vacío. El equipo de Purdue ya sabe lo que es enfrentarse a ello porque, en la “Pod Competition 1” celebrada en enero de este año, fue uno de los siete equipos (de los 27 en competición) cuyo prototipo pasó los estrictos controles de seguridad, aunque finalmente no hubo tiempo para testarlo en pista.

Con todo, la experiencia resultó muy positiva para Purdue, puesto que, en el palmarés, obtuvo un tercer premio en la categoría de Rendimiento y Operaciones, y una mención en la categoría de Diseño y Construcción. Además, consiguió numeroso feedback (que les servirá ahora para el desarrollo de su segundo prototipo) y selló el inició de la colaboración con la Universitat Politècnica de València.

Sumando apoyos

Mientras, los valencianos tampoco han estado quietos. El equipo ha crecido de los 5 miembros iniciales a los más de 30 actuales. Y han seguido sumando apoyos. Hace unas semanas, la consultora tecnológica Altran, que emplea a 30.000 personas en el ámbito de la I+D en 20 países de todo el mundo, anunció su colaboración para dar soporte tecnológico al proyecto y proporcionar expertise. Junto a la multinacional francesa, otras empresas como Nagares e Istobal e instituciones como Marca España ha mostrado su apoyo a la iniciativa.

Juan Vicén, cofundador de Hyperloop UPV, explica que “seguimos buscando patrocinadores. Para las empresas es una oportunidad única de participar en un proyecto de alto impacto, recibir mucha visibilidad y posicionarse en un nuevo mercado que va a dar mucho que hablar.” El equipo de la Universitat Politècnica de València es el único español en competición. En 2016 se enfrentaron a 115 universidades de todo el mundo y obtuvieron premio en las dos categorías en las que participaban.

En la próxima ronda, que se celebrará del 25 al 27 de agosto en Hawthorne (California), se medirán a un total de 22 equipos: 4 europeos, 2 asiáticos y 16 estadounidenses. En palabras de David Pistoni, otro de los alumnos de la UPV que está en el proyecto desde los inicios, “seguiremos trabajando duro para que esta revolución del transporte se convierta en realidad en un futuro próximo. Aunque pueda parecer ciencia ficción, Hyperloop está muy cerca y queremos que Europa esté a la cabeza de su desarrollo”.

Y es que Hyperloop es una idea de transporte de pasajeros y mercancías basado en un sistema de tubos de gran tamaño al vacío por los cuales circulan unas cápsulas (llamadas pods) similares a las utilizadas en los supermercados para succionar el dinero. “Este sistema haría posible importantes conexiones industriales como Algeciras-Hamburgo en 3 horas o Madrid-Paris en 1 h”, sentencia Daniel Orient, director técnico del equipo UPV.

Hyperloop UPV y Generación Espontánea

Hyperloop UPV es uno de los 40 grupos integrados en la plataforma Generación Espontánea, lanzada desde la Universitat Politècnica de València para ayudar a sus alumnos más competitivos e internacionales. Bajo este paraguas, la UPV despliega un programa de un apoyo institucional a las asociaciones más activas para que lleven a cabo sus actividades extracurriculares (participación en eventos, competiciones, concursos internacionales, programas de voluntariado…) y sirvan de ejemplo al resto de estudiantes.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información