La UPV y Kiwa crean una cátedra de empresa para dar a conocer el ámbito de la certificación agroalimentaria

•La cátedra está adscrita a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural, y su responsable es el profesor Bernat Roig.

La cátedra está adscrita a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural, y su responsable es el profesor Bernat Roig.

  • Kiwa está especializada en la verificación e inspección de productos y servicios. Con más de 4.500 empleados, la empresa está presente en 40 países en todo el mundo

VALENCIAECONÓMICA.- El rector de la Universitat Politècnica de València (UPV), Francisco Mora, y el vicepresidente ejecutivo de Kiwa, Luc Leroy, han firmado un convenio para la creación de la cátedra Kiwa Quality for Progress, que tendrá una duración inicial de un año. La cátedra está adscrita a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural, y su responsable es Bernat Roig Merino, profesor del Departamento de Economía y Ciencias Sociales.

La iniciativa tiene por objetivo llevar a cabo actividades de formación, divulgación y transferencia en el campo de la certificación de la calidad, verificación e inspección de productos, servicios, procesos y personas, sobre todo en el sector agroalimentario, un área aún bastante desconocida para el público en general.

El acuerdo prevé, entre otros, la posibilidad de colaborar en la formación de másteres y otras actividades docentes, en el diseño e impartición de programas de formación permanente, la convocatoria de becas pre y posdoctorales, así como de premios a los mejores proyectos de fin de estudios.

Una formación adaptada al mercado

Durante el acto de la firma, Luc Leroy ha señalado que “Kiwa hace de su independencia la garantía de su imparcialidad. Sabemos lo importante que es la objetividad, por eso supervisamos continuamente nuestras operaciones. Estamos involucrados en un gran número de áreas. Conocemos la parte práctica de cómo funcionan, pero es bueno ser cuestionado por personas de la universidad, por los estudiantes, sobre cómo trabajamos y trabajar juntos.”

Por su parte, el rector de la UPV, Francisco Mora, ha afirmado que “queremos que nuestros alumnos tengan una formación totalmente adaptada al mercado. Cada vez más, los puestos de trabajo se deciden no por el currículum académico –a los candidatos se les suponen los conocimientos técnicos–, sino por el resto de habilidades. Las empresas nos dicen que somos el semillero del futuro. Nuestra responsabilidad es asegurarnos de que nuestros estudiantes adquieren todas las competencias antes de titularse.”

KIwa: 4.500 profesionales repartidos en 100 oficinas de todo el mundo

Kiwa lleva más de 20 años implantada en el sector de la consultoría. Trabaja con todo tipo de industrias y de negocios, servicios públicos y privados, gobiernos e instituciones internacionales. Kiwa, de matriz holandesa, emplea a más de 4.500 personas en un total de 100 oficinas, repartidas en más de 40 países en todo el mundo, principalmente en Europa, Asia y América Latina.

“Hemos crecido rápido. Hace 15 años, Kiwa ingresaba 50 millones de euros. Hoy son 550 millones de euros y planeamos doblarlo en los próximos dos o tres años. Eso significa mucho crecimiento orgánico, muchas adquisiciones, muchos convenios, entre otros, con la Universitat Politècnica de València, con quien llevamos ya más de 10 años colaborando en cursos de formación”, ha explicado Luc Leroy.

Se da la circunstancia de que todos los alumnos de la Universitat Politècnica de València que han realizado prácticas en la empresa, han sido contratados después.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información