Más de 500 tortugas marinas han sido acogidas desde la creación del centro de recuperación en 1994

Más de 500 tortugas marinas han sido acogidas desde la creación del centro de recuperación en 1994

VALENCIAECONÓMICA.- La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, ha liberado esta mañana cuatro ejemplares de Tortuga boba (Caretta caretta) en la Playa de La Devesa en el Parc Natural de L’Albufera, en colaboración con la Associació Xaloc y el Parador Nacional de Turismo. En peligro de extinción, ésta es prácticamente la única especie de tortuga marina presente en el mar Mediterráneo.

Estas cuatro tortugas reintroducidas en el mar son parte de las 20 acogidas en 2015, gracias básicamente a la colaboración de los pescadores. Desde la puesta en marcha del Centro de Recuperación de Fauna La Granja del Saler en 1994, han sido acogidas 361 tortugas vivas, de las que más del 90% se han podido reintegrar al mar, según el balance presentado hoy. La cifra supera los 500 ejemplares si se suman las tortugas nacidas en arenas valencianas tras la insólita puesta de huevos en las playas de nuestro litoral.

De las tortugas rescatadas del mar, la mayoría (80%) son entregadas hoy en día por pescadores; en 2009 era del 25%. Este año, 11 procedían de pesca de arrastre, cinco de trasmallo, tres flotaban en superficie y uno, de palangrillo de fondo. Dos murieron de embolia gaseosa severa y el resto se han recuperado.

Presente en el acto, el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, ha manifestado que “la nidificación de tortugas en el litoral de la Comunitat Valenciana es excepcional y hemos de hacer lo posible para que resulte más frecuente, no solo por la conservación de esta especie sino también porque las personas dependemos de la salud del mar Mediterráneo como ecosistema”.

Ha añadido que actos como este, que tienen como testigos entusiastas a los niños, “son una manera extraordinaria de conocer de primera mano el medio natural que nos rodea y aprender a respetarlo, porque además de devolver al mar a las tortugas una vez recuperadas, contribuimos a sensibilizar a la sociedad en general para que contribuya a respetar y conservar la vida en el mar”.

Las actuaciones de acogida y recuperación de tortugas marinas y delfines que aparecen varadas en nuestras costas cuentan con el apoyo, además de la Conselleria, de la Universitat de València, el Oceanogràfic, los ayuntamientos del litoral, las cofradías de pescadores, la Cruz Roja del Mar y Guardia Civil. Todos ellos forman parte de la denominada Red Valenciana de Varamientos.

De la Granja del Saler al Arca del Mar

Desde 2007, el área de Recuperación y Conservación del Mar, Arca del Mar, ubicada en el Oceanográfic de Valencia, es la encargada de la recuperación de tortugas marinas que llegan a nuestras costas, bien por si mismas o atrapadas accidentalmente por los pescadores en su labores de captura diaria. El porcentaje de tortugas rehabilitadas en 2015 ha sido del 87%. El éxito radica en la experiencia tanto de los veterinarios en la recuperación de las lesiones que presentan, como en la de los técnicos encargados de su supervisión y cuidados, así como en las buenas condiciones de las instalaciones.

El fallecimiento de las tortugas a lo largo de este año (13%) se ha debido fundamentalmente al mal estado en el que llegaron, y en menor medida a complicaciones secundarias derivadas de las patologías por las que ingresaron. En el Oceanográfic se desarrollan también proyectos de investigación sobre algunos de los problemas que presentan las tortugas capturadas accidentalmente. Estos estudios permiten un cambio en los protocolos de actuación, lo que ayuda enormemente a la conservación de esta y otras especies marinas en todos los centros especializados del mundo.

Gracias a la colaboración de la Universidad Politécnica de Valencia, en 2015 se han marcado nueve tortugas marinas con emisores vía satélite para poder seguir sus movimientos una vez liberadas en el mar y así conocer su adaptación y recabar información en los movimientos migratorios que realiza la especie por el Mediterráneo.

Un fenómeno nuevo y creciente es la es la puesta de huevos en la costa valenciana. La última fue el pasado 21 de julio, en una playa de Torrevieja, una tortuga salió del mar y puso sus huevos a escasos 10 metros de la orilla. A la mañana siguiente expertos de la Universitat de València trasladaron los 85 huevos, 15 de ellos a una incubadora en el Oceanogràfic y el resto a la playa de la Punta, zona de Reserva Integral del Parque Natural de L’Albufera. De este nido han nacido 46 ejemplares, de los que siguen en las instalaciones del Oceanogràfic 28 neonatos. Es la tercera vez que nidifican estas tortugas en arenas valencianas. Los anteriores nidos se encontraron en Puçol en 2007 y en Sant Joan d’Alacant en 2014.

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información