Stadler presenta el nuevo tren de alta velocidad para viajar por el Túnel de San Gotardo, el túnel ferroviario más largo del mundo

Presentado el Giruno, primer tren de alta velocidad de Stadler, tras dos años y medio de desarrollo y construcción y antes de comenzar con el proceso de homologación en 4 países: Suiza, Alemania, Austria e Italia.

Presentado el Giruno, primer tren de alta velocidad de Stadler, tras dos años y medio de desarrollo y construcción y antes de comenzar con el proceso de homologación en 4 países: Suiza, Alemania, Austria e Italia.

VALENCIAECONÓMICA.- Stadler acaba de presentar el nuevo tren de alta velocidad Giruno, que operará a lo largo del Túnel de San Gotardo a partir de finales de 2019 conectando las ciudades suizas de Zúrich y Basilea con Milán, y más tarde, también con Frankfurt. La Swiss Federal Railways (SBB) adjudicó el pedido de 29 trenes de alta velocidad de 11 coches a Stadler en octubre de 2014. En septiembre de 2016, menos de dos años después de la firma del contrato, Stadler presentó el diseño del tren, que SBB ha llamado “Giruno”, en la feria InnoTrans de Berlín. Se trataba de una versión de 5 coches. Ahora, junto con SBB, Stadler ha celebrado el lanzamiento del tren Giruno de 11 coches que comienza el proceso de homologación en cuatro países.
​​
Peter Spuhler, CEO y propietario del Stadler Rail Group destaca que “el Giruno viajará a través del túnel ferroviario más largo del mundo y es el primero que cumple con todos los requisitos de la Ley Suiza de Accesibilidad. Estoy muy orgulloso de todos los que han contribuido al éxito de este proyecto y que seguirán haciéndolo en el futuro. El hecho de que los dos equipos del proyecto fueran capaces de desarrollar y fabricar este tren en sólo 30 meses, es un logro sensacional”.
 
Durante la presentación tanto Spuhler como Meyer, CEO de SBB, destacaron la increíble cooperación entre los equipos de proyecto de ambas compañías que ha permitido que el proyecto avance de forma rápida y constante.
 
A la vanguardia de la alta velocidad europea
Durante el desarrollo del Giruno, Stadler combinó probadas tecnologías basadas en su exitosa familia de trenes regionales FLIRT con los requisitos operativos del nuevo túnel de San Gotardo como una protección especial a la presión, aislamiento térmico y acústico, aire acondicionado y diseño aerodinámico. El diseño del tren también contempla la entrada sin escalones para dos alturas de plataformas: de 55 cm y 76 cm.
 
El confort de viaje y la comodidad del pasajero, en particular para familias, personas mayores y personas con movilidad reducida, ha sido el foco principal de diseño del Giruno. A destacar por ejemplo el acceso sin escalones, un espacio interior amplio y luminoso y una amplia gama de servicios adicionales: amplificador de comunicaciones móviles 3G / 4G, tomas de corriente en cada asiento, grandes portaequipajes y aseos separados para hombres y mujeres, también especiales para pasajeros discapacitados. Los trenes miden 202 metros de largo y contienen asientos para 405 pasajeros, 117 de ellos en primera clase y 288 de segunda clase, así como zonas multifuncionales y un compartimento especial para bicicletas.
 
El Giruno está certificado de acuerdo con la ETI para trenes de alta velocidad y está diseñado para cumplir con todos los requisitos de resistencia a choques especificados en la norma DIN EN 15227. El tren puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. Si es necesario, los trenes también pueden ser operados en doble tracción. El Giruno será homologado para operar no sólo en Suiza, sino también en Alemania, Austria e Italia.
 
Stadler celebra sus primeros 75 años 
Stadler no sólo celebra el lanzamiento del Giruno, sino también el 75 aniversario de la compañía. En 1942, en medio de la Segunda Guerra Mundial, Ernst Stadler fundó una empresa de ingeniería en Zurich especializada en el desarrollo y la construcción de locomotoras. 20 años más tarde, Ernst Stadler y sus empleados se trasladaron a Bussnang, en el cantón de Thurgau, donde sentó las bases para la sede de Stadler. Después de su muerte, su segunda esposa, Irma Stadler, asumió el control de la compañía. En 1987, Peter Spuhler se unió a la compañía y la compró dos años más tarde con un préstamo del banco cantonal de Thurgauer. En ese momento, la empresa sólo tenía 18 empleados y una facturación de 4.5 millones de CHF. 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información