‘Tuits’ que tienen más datos que caracteres: ¿qué planea Twitter hacer con ellos?

‘Tuits’ que tienen más datos que caracteres: ¿qué planea Twitter hacer con ellos?

Unos 500 millones de ‘tuits’ al día, son un enorme caudal de información y datos. ¿Cómo los gestiona Twitter? ¿Qué datos tiene y para qué pueden servir?

Aproximadamente 317 millones de usuarios activos en todo el mundo y 500 millones de ‘tuits’ diarios convierten a Twitter en uno de los medios de comunicación globales más importantes del siglo XXI. Pero la empresa, que tiene diez años y casi 4.000 empleados, no genera ingresos suficientes. Y algunos analistas, como Brian Nowak, de Morgan Stanley, creen que en el último trimestre del año la facturación por publicidad puede decrecer hasta un 1% respecto al mismo periodo de 2015.

La buena noticia para Twitter es que puede tener la solución muy cerca, en los datos. Ahí tiene una auténtica mina de oro por explotar. Como explicó recientemente en el congreso Big Data Spain Joe Rice, director del Área de Datos y Acuerdos de Twitter para EMEA (Europa, Oriente Próximo y África), cada ‘tuit’, con sus 140 caracteres, puede tener hasta 150 metadatos: quién envía, desde dónde, qué sistema operativo usa, su puntuación en Klout… sin tener en cuenta posibles datos adicionales como ‘hashtags’, interacciones y fotografías.

Twitter está poniendo cada vez más el foco en la venta de estos datos, que en el tercer trimestre le supusieron unos ingresos de 71 millones de dólares. Además, es un área de negocio que crece más rápidamente que la propia inversión publicitaria.

Pero la monetización de los datos plantea dilemas. Por un lado, están las cuestiones legales, comunes a todo tipo de empresas. Pero además hay problemas añadidos por el propio ADN de Twitter, una compañía que se presenta en sus campañas como una plataforma que amplifica demandas sociales y políticas.

Twitter trabaja con la libertad de expresión, pero está vendiendo datos no sólo a compañías de marketing y publicidad, sino también a gobiernos y cuerpos de seguridad de países que no permiten la disidencia. Ben Elgin, periodista de Bloomberg Business Week, lo resumía gráficamente en una reciente entrevista televisiva: “Twitter vende datos a países que arrestan a gente por lo que escribe en Twitter”.

Rice trata de esquivar esa tensión entre la cultura corporativa de Twitter y su negocio de los datos. “Somos una plataforma que muestra lo que dicen todas las partes pero no toma partido. Y no tenemos que engañarnos: al final, somos, como Facebook, una compañía que vive del negocio publicitario”. Puede que esa afirmación deje de ser válida en unos años pues, como se pregunta retóricamente Rice: “¿Qué puedes hacer si sabes de qué está hablando el mundo sobre cualquier tema en cualquier momento?”.

BBVA Noticias

 

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información