Un juzgado de Valencia condena a Bankia por la venta de preferentes a una fundación de beneficiencia de Algemesí

Un juzgado de Valencia condena a Bankia por la venta de preferentes a una fundación de beneficiencia de Algemesí

 

- La Fundación Caudal del Pobre de Algemesí fue aconsejada para depositar el dinero en un plazo fijo cuando Bankia le estaba colocando preferentes

VALENCIAECONÓMICA.- El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Valencia ha declarado la nulidad  por incumplimiento del deber de transparencia y por vicio del consentimiento en la suscripción,  por parte de la Fundación Caudal del Pobre, de 120.000 euros en participaciones preferentes emitidas por Bancaja y del posterior canje por acciones  de Bankia. La Fundación es una entidad que tiene por finalidad la beneficencia a favor de los pobres de Algemesí a la que ‘aconsejaron’ la compra de preferentes bajo el supuesto de que se trataba de un plazo fijo.

En junio del año 2000, personal de Bancaja se entrevistó con el presidente de la Fundación, que tenía 88 años, aconsejándole la colocación de un dinero, procedente de la venta de unos bienes propiedad de la Fundación, en un plazo fijo con una ‘especial rentabilidad’. “En ningún momento se les advirtió que en realidad aquello no era un plazo fijo, que era un producto de riesgo, que no garantizaba el principal y que su duración era perpétua” apunta Salvador Sastre, letrado de Apabanc.

Los directivos de la Fundación quedaron sorprendidos cuando en el mes de marzo de 2012 recibieron varias llamadas de Bancaja en las que se indicaba que debían proceder al canje de las preferentes por acciones de Bankia, porque si no lo hacían no podrían recuperar el dinero invertido en preferentes.  Bankia “sometió a la fundación a un canje gravoso, siendo que en ningún momento se ha acreditado que se informase cumplidamente de las características y riesgos del producto que se comercializaba; la parte demandante en todo momento consideró que estaba contratando un plazo fijo con la circunstancia agravante de que no se entregó documentación del contrato” señala la sentencia.

Para Ricard Torres, presidente de Apabanc lo relevante de esta sentencia, desde el punto de vista jurídico, es que el juez establece el plazo para ejercitar la acción de anulabilidad de la inversión “forzosa” en acciones de Bankia provenientes del canje de preferentes hasta 2016. En este sentido la sentencia es clara: “No puede prosperar la tesis defendida por Bankia de la extinción de los contratos de suscripción de participaciones preferentes al ser aceptado su canje por acciones de Bankia,  ni tampoco puede hablarse de caducidad de la acción al amparo del artírculo 1.301 del Código Civil, puesto que nos hallamos ante un contrato de tracto sucesivo y para el cálculo del plazo de caducidad ha de estarse a la fecha de perfección de los contratos, que fue cuando se produjo el canje por las acciones de Bankia, en marzo de 2012”

“En suma se da en el presente caso una situación de consentimiento no informado y por tanto viciado por concurrir error al no saber o no comprender el suscriptor la causa del negocio, lo que trae como consecuencia la nulidad del contrato”, finaliza la sentencia.

 

Tagged with

Deja un comentario

" alt="" title="" class="banner-image" width="100%" />

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información